6 maneras simples de perder grasa de la barriga

Tabla de contenidos

6 formas simples de perder grasa de la barriga

La pérdida de grasa del abdomen, o bien grasa del vientre, es una meta común de pérdida de peso.

La grasa del abdomen es un tipo particularmente perjudicial. Las investigaciones sugieren fuertes vínculos con enfermedades como la diabetes tipo dos y las enfermedades cardiacas.

Por tal razón, la pérdida de esta grasa puede tener beneficios significativos para su salud y bienestar.

Puede medir su grasa del abdomen midiendo la circunferencia en torno a su cintura con una cinta métrica. Las medidas de más de cuarenta pulgadas (102 cm) en los hombres y treinta y cinco pulgadas (88 cm) en las mujeres se conocen como obesidad abdominal.

Ciertas estrategias de pérdida de peso pueden dirigirse a la grasa de la zona del vientre más que a otras zonas del cuerpo.

Ahora, se presentan 6 formas para perder la grasa del vientre.

1.- Evitar el azúcar y las bebidas azucaradas

Los comestibles con azúcares añadidos son malos para la salud. Comer muchos de estos géneros de comestibles puede ocasionar un incremento de peso.

Los estudios muestran que el azúcar añadido tiene efectos extraordinariamente perjudiciales en la salud metabólica.

Abundantes estudios han indicado que el exceso de azúcar, eminentemente debido a las grandes cantidades de fructosa, puede provocar la acumulación de grasa alrededor del abdomen y el hígado.

El azúcar es mitad glucosa y mitad fructosa. Cuando se consume mucha azúcar añadida, el hígado se sobrecarga de fructosa y se ve forzado a transformarla en grasa.

Algunos, piensan que este es el primordial proceso tras los efectos perjudiciales del azúcar en la salud. Aumenta la grasa del abdomen y la grasa del hígado, lo que lleva a la resistencia a la insulina y a múltiples inconvenientes metabólicos.

El azúcar líquido es peor en este sentido. El cerebro no semeja registrar las calorías líquidas de igual forma que las calorías sólidas, con lo que cuando se toman bebidas azucaradas, se acaba comiendo más calorías totales.

Una investigación observó que los pequeños tenían un 60% más de probabilidades de desarrollar obesidad con cada porción diaria auxiliar de bebidas edulcoradas con azúcar.

Intente disminuir al mínimo la cantidad de azúcar en su dieta y considere quitar totalmente las bebidas azucaradas. Esto incluye bebidas edulcoradas con azúcar, refrescos azucarados, jugos de fruta y múltiples bebidas deportivas con alto contenido de azúcar.

Lea las etiquetas para cerciorarse de que los productos no contengan azúcares refinados. Aun los comestibles comercializados como comestibles saludables pueden contener cantidades significativas de azúcar.

Tenga presente que nada de esto se aplica a las frutas enteras, que son exageradamente saludables y tienen mucha fibra que atenúa los efectos negativos de la fructosa.

El consumo excesivo de azúcar puede ser el primordial impulsor del exceso de grasa en el abdomen y el hígado. Esto es en especial en el caso de las bebidas azucaradas como los refrescos.

2.- Comer más proteínas

La proteína puede ser el macronutriente más esencial para el perder peso.

Las investigaciones prueban que puede reducir los antojos en un 60% , acrecentar el metabolismo en 80 – 100 calorías al día y asistir a comer hasta 441 calorías menos al día.

Si su objetivo es perder peso, incorporar proteínas puede ser el cambio más eficiente que puede hacer en su dieta.

Las proteínas no solo pueden asistirle a perder peso, sino asimismo pueden asistirle a eludir que vuelva a ganar peso.

Las proteínas pueden ser particularmente eficientes para reducir la grasa del abdomen. Una investigación probó que las personas que comían más y mejores proteínas tenían mucha menos grasa del abdomen.

Otro estudio señaló que la proteína estaba relacionada con una reducción significativa de la posibilidad de incremento de la grasa del abdomen a lo largo de 5 años en las mujeres.

Este estudio asimismo relacionó los hidratos de carbono y aceites refinados con más grasa del abdomen y relacionó la fruta y las verduras con la reducción de la grasa.

Muchos de los estudios que observaron que la proteína ayuda a el perder peso hicieron que las personas consiguieran del 25/30% por ciento de sus calorías de la proteína. Por ende, este puede ser un buen rango para probar.

Intente acrecentar el consumo de comestibles ricos en proteínas, como huevos enteros, pescado, legumbres, frutos secos, carne y productos lácteos. Estas son las mejores fuentes de proteínas para su dieta.

Si te cuesta lograr suficientes proteínas en tu dieta, un suplemento proteínico de calidad – como la proteína del suero – es una forma saludable y recomendable de acrecentar tu ingesta total. Puede localizar muchas opciones de proteínas en polvo on-line.

Comer muchas proteínas puede estimular el metabolismo y reducir los niveles de apetito, lo que lo transforma en una forma muy eficaz para perder peso. Múltiples estudios sugieren que la proteína es particularmente eficaz contra la grasa del abdomen.

3.- Coma menos hidratos de carbono

Comer menos hidratos de carbono es una forma muy eficaz de perder grasa.

Cuando la gente reduce los hidratos de carbono, su hambre reduce y pierden peso.

Más de 20 estudios controlados azarosos, han probado que los regímenes bajas en hidratos de carbono en ocasiones conducen a una pérdida de peso entre dos y tres veces mayor que los regímenes bajas en grasa.

Esto es cierto aun cuando a los de los conjuntos bajos en hidratos de carbono se les deja comer todo cuanto deseen, al paso que a los de los conjuntos bajos en grasas se les limitan las calorías.

Los regímenes bajos en hidratos de carbono asimismo conducen a una veloz reducción del peso del agua, lo que da a la gente resultados veloces. La gente frecuentemente ve una diferencia en la balanza en 1-2 días.

Los estudios que equiparan los regímenes bajas en hidratos de carbono y los regímenes bajas en grasas señalan que el consumo de comestibles bajos en hidratos de carbono reduce particularmente la grasa en el abdomen y en torno a los órganos y el hígado.

Esto quiere decir que una parte de la grasa perdida en una dieta baja en hidratos de carbono es grasa del abdomen perjudicial.

Eludir los hidratos de carbono refinados – como el azúcar, los caramelos y el pan blanco – habría de ser suficiente, singularmente si se sostiene un alto consumo de proteínas.

Si la meta es perder peso de forma rápida, ciertas personas dismuyen su ingesta de hidratos de carbono a 50 gramos al día. Esto causa que el cuerpo entre en cetosis, un estado en el que el cuerpo empieza a abrasar grasas como su primordial comburente y se reduce el hambre.

Los regímenes bajas en hidratos de carbono tienen otros muchos beneficios para la salud aparte de el perder peso. Por servirnos de un ejemplo, pueden prosperar significativamente la salud de las personas con diabetes tipo dos.

Recortar hidratos de carbono es particularmente efectivo para deshacerse de la grasa de la barriga, cerca de los órganos y en el hígado.

4.- Coma comestibles ricos en fibra

La fibra dietética es en su mayor parte materia vegetal indigerible.

Comer mucha fibra puede asistir con el perder peso. No obstante, el género de fibra es esencial.

Semeja que la mayor parte de las fibras solubles y viscosas tienen un efecto en el peso. Estas son fibras que unen el agua y forman un gel espeso que se “sienta” en tu intestino.

Este gel puede frenar dramáticamente el movimiento de los comestibles por medio de tu sistema digestible. Asimismo puede frenar la digestión y la absorción de nutrientes. El resultado final es una prolongada sensación de saciedad y una reducción del hambre.

Una investigación de revisión halló que 14 gramos auxiliares de fibra al día estaban relacionados con una minoración del 10% en la ingesta de calorías y una pérdida de peso de cerca de 4 ò 5 libras (2 kg) en 4 meses.

Una investigación de 5 años notificó que el consumo de 10 gramos de fibra soluble al día estaba relacionado con una reducción del 3,7 % en la cantidad de grasa en la cavidad abdominal.

Esto implica que la fibra soluble puede ser particularmente eficaz en la reducción de la perjudicial grasa del abdomen.

La mejor forma de conseguir más fibra es comer muchos comestibles vegetales, incluyendo verduras y frutas. Las legumbres asimismo son una buena fuente, como ciertos cereales, como la avena integral.

Asimismo puede probar a tomar un suplemento de fibra como el glucomanano. Esta es una de las fibras dietéticas más viscosas, y los estudios sugieren que puede ayudar con el perder peso.

Es esencial que hable con su distribuidor de atención médica ya antes de introducir este o bien cualquier otro suplemento en su régimen alimentario.

Existen algunas pruebas de que la fibra dietética soluble puede llevar a reducir la cantidad de grasa en la barriga. Esto debería
ocasionar grandes mejoras en la salud metabólica y reducir el peligro de determinadas enfermedades.

5.- Hacer ejercicio regularmente


El ejercicio es de las mejores cosas que puede hacer para acrecentar sus posibilidades de vivir una vida larga y saludable y eludir las enfermedades.

Asistir a reducir la grasa del abdomen es uno de los pasmosos beneficios para la salud del ejercicio.

Esto no significa hacer ejercicios abdominales, en tanto que no es posible reducir la grasa en un sitio. En una investigación, 6 semanas de adiestramiento solo de los músculos abdominales no tuvieron ningún efecto medible en la circunferencia de la cintura o bien la cantidad de grasa en la cavidad abdominal.

El entrenamiento con pesas y el ejercicio cardiovascular reducirán la grasa en todo el cuerpo.

El ejercicio aeróbico – como pasear, correr y nadar – puede permitir grandes reducciones de la grasa del abdomen.

Otro estudio descubrió que el ejercicio impedía por completo que las personas recuperaran la grasa del abdomen tras perder peso, lo que implica que el ejercicio es particularmente esencial a lo largo del mantenimiento del peso.

El ejercicio asimismo conduce a la reducción de la inflamación, a la minoración de los niveles de azúcar en la sangre y a mejoras en otros inconvenientes metabólicos asociados con el exceso de grasa del abdomen.

El ejercicio puede ser realmente eficiente para reducir la grasa del abdomen y suministrar otros muchos beneficios para la salud.

Movimientos para fortalecer los abdominales y mejorar el equilibrio

6.- Supervisar la ingesta de comestibles

La mayor parte de la gente sabe que lo que comes es esencial, mas muchos no saben particularmente lo que comen.

Una persona puede pensar que come una dieta alta en proteínas o bien baja en hidratos de carbono, mas sin llevar un registro, es simple sobreestimar o bien infravalorar la ingesta de comestibles.

Hacer un seguimiento de la ingesta de comestibles no quiere decir que debas pesar y medir todo cuanto comes. Hacer un seguimiento de la ingesta en ocasiones a lo largo de unos días seguidos puede asistirte a darte cuenta de las áreas más esenciales para el cambio.

Planear con cierta antelación puede asistirte a lograr objetivos concretos, como acrecentar tu consumo de proteínas hasta un 25 – 30 % de calorías o bien reducir los hidratos de carbono no saludables.

El resultado final

La grasa del abdomen, o bien grasa del vientre, está relacionada con un mayor peligro de determinadas enfermedades.

La mayor parte de las personas pueden reducir la grasa del abdomen a través de la adopción de cambios clave en su modo de vida, como una dieta saludable llena de proteínas magras, verduras y frutas, y legumbres, y la práctica de ejercicio regularmente.

Pues realizar todos los ejercicios necesarios para conseguir tus objetivos en LORENA EXPOSITO STUDIO.

Si además necesitas complementar tu actividad física, con la de recuperación de lesiones o preveer alguna lesión, puedes trabajar desde casa o desde cualquier sitio, con WELLNESS & FITNESS.