¿Salir con alguien con depresión? No te olvides de apoyarte a ti, asimismo

Tabla de contenidos

¿Salir con alguien con depresión? No te olvides de apoyarte a ti, asimismo.

Cuando su pareja tiene depresión, sus síntomas pueden transformarse en factores clave en la ecuación de su relación.

Quizá reconozca la depresión como una simple pieza de su compleja identidad y se centre en otros rasgos: su talento artístico, sentido del humor, inteligencia o bien integridad.

Eso es excelente, en tanto que quiere decir que eres capaz de verlos como una persona completa en vez de definirlos por su salud mental.

No obstante, su relación puede implicar retos únicos que no se pueden enfrentar en otras relaciones. Ver a su pareja combatir con el peso de su sofocación no es sencillo, y es normal estimar asistirles a localizar alivio.

Ya antes de poder ofrecer apoyo, debe admitir un hecho clave: no es posible eliminar totalmente su depresión o bien “hacer que se mejore”, y también procurarlo, puede dejarlos a los dos agotados y miserables.

Aún puedes extender la compasión y el apoyo saludable de muchas formas. Ahora hallará 7 para iniciar.

Aprenda más sobre la depresión

Seguramente has encontrado bastantes mitos sobre la depresión. Aprender a distinguir el mito de la realidad puede marcar gran diferencia en la manera de presentarse ante su pareja.

Ciertas personas describen la depresión como una bruma compacta o bien un manto de nada. Otros afirman que se siente tal y como si se ahogara. Bastantes personas se sienten tan superadas por la torpeza, la abulia y la desesperación que se esmeran por rememorar estados más positivos.

Las buenas vibraciones y los pensamientos felices no espantarán estos sentimientos, de la misma manera, que el hecho de imaginarse libre de la congestión, no suprimirá el constipado.

Puede ofrecer un mejor apoyo cuando tenga una entendimiento más preciso de de qué manera la depresión afecta a su pareja. Investigar un tanto, es una enorme forma de expandir su conocimiento sin poner la carga de la educación en su pareja.

Puesto que la depresión afecta a las personas de diferentes formas, pregunte sobre su experiencia cuando tenga una idea de los hechos básicos.

Intente: “¿Podría contarme más sobre de qué forma se siente el día de hoy?” Escuche activamente lo que deben decir, ofertando empatía y validación en vez de consejos.

No tengas temor de preguntarles si piensan en el suicidio. Ciertas personas tienen temor de compartir pensamientos suicidas con sus seres queridos. Al consultar, les haces saber que pueden ser sinceros. Si no piensan en el suicidio, no comenzarán de súbito solo por el hecho de que haya mentado el tema.

Apunta a animar en vez de dar consejos

El tratamiento ayuda a prosperar los síntomas de la depresión en bastantes personas, con lo que puede meditar que es mejor instarles a que asistan a un terapeuta. Mas decir cosas como “Deberías ir a terapia” o bien “Necesitas ayuda” solo puede hacer que se sientan peor.

Esto es lo que ocurre con la depresión: Puede hacer que hasta las labores más simples parezcan inmejorables. Una busca veloz en Internet puede semejarle simple, mas alguien en la bruma de la depresión puede sentirse apabullado solo con pensarlo.

En vez de eso, intente, “¿Ha pensado en charlar con alguien?” Si semejan estar abiertos a la idea, haga que el proceso sea menos deprimente ofreciéndoles ayuda para hallar un terapeuta, programar una cita y también ir con ellos a sus primeras (o bien primeras) sesiones.

Si ya están en terapia, recuerde que el tratamiento puede llevar tiempo y que no todos y cada uno de los enfoques marchan para todos. Siempre y en todo momento está bien consultar de qué forma van las cosas, mas evita presionarlos a fin de que prueben otros enfoques.

Presionar a fin de que se hagan cambios en el modo de vida en general tampoco ayuda. Evite decirlo:

  • “Deberías hacer más ejercicio”.
  • “Salir a tomar el sol te va a hacer sentir mejor”.
  • “Si comieses comida más saludables, tu estado anímico mejoraría”.

La luz del sol y el ejercicio físico pueden asistir, mas no son curas mágicas. Tu consejo, si bien sea bien intencionado, puede dar a tu pareja la impresión de que verdaderamente no comprendes con lo que pasa.

En su sitio, anímelos a hacer algo con usted:

  • “Me siento un tanto inquieto. Daremos un camino juntos”.
  • “¡El día de hoy hace ya un tiempo estupendo! ¿Por qué razón no comemos afuera?”

Sepa que las cosas pueden no ir siempre y en todo momento, conforme lo planeado

La depresión puede hacer que sea bastante difícil hacer aun las cosas que verdaderamente deseas hacer, y tu pareja no siempre y en todo momento se siente capaz de proseguir con los planes.

Es entendible que se sienta desilusionado cuando pasa sus tan aguardadas vacaciones navegando por su teléfono mientras que ve las vistas. Es posible que te sientas herido cuando pasen tu aniversario durmiendo o bien cuando no puedan ir a cenar con tus progenitores, otra vez.

Quizás hasta hayas apreciado que han perdido el interés en las cosas que acostumbran a hacer juntos, como charlar de tu día, preparar comidas o bien tener relaciones íntimas. Es posible que te sientas rechazado y comiences a opinar que no se preocupan por ti.

Este desinterés, conocido como «anhedonia», ocurre generalmente con la depresión. El tratamiento puede asistir a renovar su interés y energía, mas mientras, ofrezca compasión en vez de crítica validando sus sentimientos.

  • En lugar de: “Ya no deseas pasar más tiempo conmigo”.
  • Inténtalo: “Siento que no puedas ir al cine esta noche. Comprendo que no tienes la energía en el momento en que te sientes tan mal. ¿De qué forma te sentirías si solicitaras algo de comida para llevar y vieses una película en casa?”

Si bien te preguntes qué piensan tus amigos cuando apareces con regularidad en los puntos de encuentro solo, evita decir cualquier cosa que tu pareja no te haya dado permiso para compartir. Un simple “No pudieron venir” puede no satisfacer la curiosidad de absolutamente nadie, mas eso no importa. Lo que importa es honrar la confianza que han depositado en ti.

Asimismo merece la pena rememorar que no debes quedarte en casa salvo que desees hacerles compañía cuando precisen apoyo. En caso contrario, proseguir con tus planes originales puede asistirte a eludir la frustración y el resquemor, con lo que acostumbra a ser una opción mejor para tu salud mental.

Reconsidere su enfoque de la comunicación

La depresión frecuentemente es alimentada por distorsiones cognitivas Fuente fiable y patrones de pensamiento negativo.

Su pareja podría decir cosas como:

  • “No puedo hacer nada bien”.
  • “Podría desaparecer ya y a absolutamente nadie le importaría”.
  • “Debo ser tan desganado. No puedo imaginar por qué razón deseas pasar tiempo conmigo”.
  • “Nunca voy a mejorar.”

Es bastante entendible que desees asegurarles de manera inmediata que estas opiniones son totalmente falsas. Mas no puedes persuadir a alguien de que deje la depresión, con lo que esto puede resultar contraproducente. Quizás insisten en que solo tratas de hacerlos sentir mejor o bien se cierran y dejan de decirte de qué forma se sienten.

En vez de procurar rebatir sus pensamientos negativos, procura validar sus sentimientos sin estar conforme. Entonces, cortésmente llama su atención sobre sus fortalezas y rasgos positivos.

  • “Sé que te sientes desalentado pues la terapia no ha ayudado de forma inmediata. No obstante, haces un enorme esmero para sentirte mejor, y verdaderamente admiro tu determinación.”
  • “Entiendo que la depresión te hace sentir bastante sola, mas estoy acá para hacerte compañía”.
  • “Entiendo que no te has sentido como misma recientemente, mas prosigues siendo misma, y estoy acá para apoyarte en esto.”

Tómate tiempo para ti cuando lo necesites

Es natural estimar, asistir y hacer lo que sea para facilitarles las cosas. No obstante, no vas a tener mucho que ofrecer si desatiendes tus necesidades básicas.

Todo el planeta precisa tiempo para el autocuidado, mas cuidar a su bienestar se vuelve todavía más esencial cuando se apoya a un ser querido. Si priorizas sus necesidades a cargo de las tuyas, acabarás apabullado y resentido.

El agotamiento y el agobio pueden llevar por último al agotamiento. Aun podría empezar a probar los síntomas de la depresión mismo.

Para sostener la salud sensible, las buenas prácticas de autocuidado son clave.

  • Reserve suficiente tiempo para una buena noche de sueño.
  • Coma comidas regulares y equilibradas.
  • Dedique tiempo a el ejercicio físico.
  • Tome tiempo en solitario cuando lo necesite.
  • Disfrute de sus pasatiempos.
  • Edifique una conciencia sensible mediante la meditación, el diario o bien el arte.
  • Relájese con amigos y familiares.

¿Un beneficio auxiliar de cuidar su salud física y mental? Puede animar a su pareja a hacer lo mismo.

Establezca límites y manténgalos

Los límites saludables hacen que las relaciones sean más sanas.

Establecer límites significa establecer límites en torno a comportamientos concretos que no marchan para ti. Los límites asisten a resguardar las necesidades físicas y sensibles, con lo que honrarlas es saludable. No te hace ególatra o bien indiferente.

Quizá su pareja anula con regularidad los planes cuando se siente deprimido, lo que comprende absolutamente. El reto está en el hecho de que desean que tu, también saltes. Usted establece un límite diciéndoles que salvo que sea una urgencia, proseguirá adelante con los planes que hizo.

En el momento en que te diriges a una excursión con tus amigos, te escriben para decirte: “Lo siento, no puedo ir”. ¿Puedes venir en su sitio?” Te aferras a tu límite respondiendo, “¡Necesito moverme un rato! ¿Tal vez mañana?”

La gente con depresión en ocasiones arremete y afirma cosas humillantes. Sabes que no las afirman de verdad, mas todavía de esta forma puedes escoger resguardarte fijando un límite en torno a un lenguaje poco afable o bien despreciativo.

La próxima vez que tengan un arrebato, dices: “Parece que estás bastante enojado en este momento. Te he pedido que no me grites, así que me iré. Podemos charlar en el momento en que te sientas más tranquilo”.

Recurrir a otros, a fin de que te ayuden

Un compañero que procura supervisar la depresión puede no tener la capacidad sensible para apoyarlo como lo haría generalmente.

Todo el planeta precisa apoyo social, mas las amistades fuera de su relación se vuelven todavía más valiosas cuando su pareja tiene depresión.

La eliminación de las emociones puede aislarte y dejarte combatiendo por supervisar la confusión sensible, mas los amigos y familiares de confianza pueden escucharte y ofrecerte apoyo. Su compasión y validación pueden satisfacer ciertas de sus necesidades y tener un impacto positivo en su bienestar.

Los conjuntos de apoyo asimismo pueden ser una buena opción si no se siente cómodo compartiendo los detalles de la salud mental de su pareja con alguien que conozca.

Asimismo merece la pena estimar la posibilidad de charlar con un terapeuta por su cuenta. Salir con alguien que padece de depresión no siempre y en toda circunstancia es simple, y jamás está de sobra robustecer sus habilidades para soportar la situación y practicar nuevas formas de comunicación.

El resultado final

La mayor parte de la gente estaría conforme en que querer a alguien significa admitirlo como es. Esta aceptación se vuelve todavía más esencial cuando tu pareja vive con depresión.

Enseñar su aceptación es en ocasiones tan simple como oír y validar su sofocación, mas es muy normal que necesite un tanto de apoyo auxiliar tratándose de alimentar su relación. Un consejero de parejas puede asistirle a fortalecer su relación a fin de que puedan estar más fuertes juntos.