10 claves para iniciar un tratamiento de adelgazamiento con éxito

Share on facebook
Share on email

10 CLAVES PARA INICIAR UN TRATAMIENTOS DE ADELGAZAMIENTO CON ÉXITO

Empieza el buen tiempo, y deseas ponerte en forma. Es un instante en el que a muchos, les entran las prisas para bajar esos kilogramos de más que han ido amontonando durante meses o bien años. Esta resulta una de las consultas más usuales con las que nos hallamos diariamente en la consulta de Castellón, Lorena Exposito Studio, a lo largo de todo el año. Se prosigue buscando la dieta perfecta y veloz para perder peso sin hacer grandes sacrificios, aunque podamos poner en riesgo la salud.

Si eres una de esas personas, que quieres un plan de adelgazamiento, te invito a que prosigas leyendo este artículo donde te doy los diez puntos claves para lograrlo exitosamente y sin grandes sacrificios.

1.- Ponte un propósito claro y realista

Márcate un propósito realista y simple de lograr. ¿De qué manera? Buscando un procedimiento que te deje bajar de peso y después sostenerlo sin comprometer tu estado de salud. ¿Cuál es el mejor procedimiento que te planteo? Cambia de hábitos y aprende a comer de una forma más saludable, amolda una nutrición o bien modo de vida más saludable a tu situación o bien vida personal. Verlo desde esta perspectiva te va a ayudar a sentirte más motivada/o, a llevarlo mejor y a no estresarte tanto por cuantos kilogramos vas a deber perder a la semana, pues lo que debes prosperar es tu conducta en el momento de nutrirte.

2.- NO te obsesiones por el peso

“La mejor báscula es la ropa”. Debes valorar tu evolución con datos más objetivos como pueden ser la ropa, el que te quede mejor, el que te puedas poner un pantalón que ya antes no te entraba, sentirte más deshinchada/o y ligero. El valor del peso cambia mucho en dependencia del instante en el que se peses, las condiciones, la cantidad de agua que hayas bebido, el comestible que hayas consumido, la regularidad de tu tránsito intestinal, el ciclo hormonal en el que te halles e inclusive el nivel de agobio que tengas hoy día. Puedes tener un control del peso, para poder ver evolución, más que no sea diario ni el único factor a tomar en consideración.

3.- Distribuye tu ingesta en múltiples tomas durante el día.

El fallo que se tiende a cometer es meditar que cuantas menos calorías se ingieren mejor. Parar de desayunar o bien irse a la cama sin cenar no ayuda, a la inversa, quizá te va a estar distanciando sin darte cuenta, de tu objetivo. En tanto que si pasamos muchas horas sin comer puede aparecer ansiedad o bien apetito insaciable que nos predispone a consumir comestibles poco saludables que provocan un pico de glucosa en nuestra sangre, con lo que volveremos a tener apetito al poco tiempo; y por otro lado, el cuerpo interpreta esta situación como un ayuno y puede favorecer la adaptación del cuerpo al ahorro energético. El número de ingestas aconsejable al día cambiará en función de nuestro horario, costumbres y modo de vida, mas la recomendación para adelgazar es hacer más de 3 comidas al día. Llenar desayuno, comida y cena con un tentempié a media mañana o bien con una merienda saludable. Tampoco vale saltarse comidas para “compensar los excesos” puesto que predisponemos al cuerpo a la situación comentada y no favorecemos la adquisición de unos buenos hábitos.

4.- Aprende a decir que NO y también identifica posibles SABOTEADORES.

El saboteador es esa una parte de ti que te desgasta poniendo disculpas para no hacer algo que deseas o bien debes hacer. Hay que aprender a decir que NO mas asimismo hay que aprender a comer por resolución propia, con conocimiento de causa y no por inercia, no pues la situación te lleve a ello, ni por el hecho de que el ambiente te favorezca a ello. Debes aprender a tomar la resolución que más te apetece a TI, la opción que más se ajuste a tu objetivo o bien a tu situación.

5.- Incluye la práctica de ejercicio en tu rutina diaria.

NO efectúes ejercicio como un procedimiento compensatorio de una mala nutrición, de ser de esta manera, te terminará pasando factura. El ejercicio solo NO ayuda a perder peso si del mismo modo comes más calorías de las que gastas. La práctica de ejercicio regularmente te va a ayudar a perder grasa anatómico, evitará la adaptación del cuerpo a la pauta y sobre todo va a mejorar tu forma física y tu salud, en tanto que además de esto, el ejercicio produce endorfinas y aporta bienestar. Busca un deporte que te guste, que goces y que no te suponga esmero introducirlo en tu rutina diaria.

6.- Planea tus comidas.

Efectúa una planificación semanal de tus comidas y basándonos en ello, efectúa la lista de la adquisición. Si la adquisición no está planeada, es muy posible que termines comiendo o bien picando cualquier cosa, que perjudique la calidad de tu nutrición y dificulte la bajada de peso. La presencia en la casa de comestibles no saludables aumenta la posibilidad de descalabro, con lo que se podría decir que es un factor determinante del éxito a corto y en un largo plazo. ¡Anímate a probar cosas nuevas! No es solo la frecuencia de consumo de los diferentes comestibles lo que marca la pluralidad y la diferencia en tu nutrición diaria sino más bien la manera de comerlos y preséntalos. Te dejará gozar más del cambio que haces.

7.- Emplea el procedimiento del plato

En el momento de planear tus comidas y cenas te recomiendo que tengas presente el procedimiento del plato que te va a ayudar a asegurar que sean equilibradas, múltiples y a definir cantidades. Dar preferencia siempre y en todo momento, con la mitad de tu plato, a la vegetales tanto crudos como cocidos. Con las ensaladas la cantidad ingerida no acostumbra a ser suficiente, con lo que además de esto no debes olvidarte de consumir asimismo verduras. Una cuarta parte de plato habrá de ser proteínas en forma de huevo, carne, pescado, marisco, proteína vegetal o bien legumbre y el otro cuarto de plato habrá de estar compuesto de hidratos de carbono como pasta, arroz, patata o bien pan. El postre puede ser una pieza de fruta o bien un postre lácteo.


8.- Prioriza el consumo de agua en frente de otro género de bebidas

Es el componente primordial de nuestro organismo. Sostener un buen estado de hidratación es fundamental y se aconsejan tomar de uno con cinco a dos litros de líquidos al día. Aparte de ser el mejor recurso para saciar nuestra sed, puede servirnos para supervisar el impulso del apetito al contribuir a sentirnos más hartos a lo largo del día.

9.- Se incesante y perseverante con tu objetivo.

No te rindas frente al menor descalabro en la pauta. Considera que es un cambio de hábitos lo que haces con lo que no debes demandarte hacerlo perfecto sino más bien sostenerlo en el tiempo y también ir haciendo pequeñas mejoras. Cualquier avance en tu conducta, en tu forma de comer, es un avance cara tu objetivo que te va a permitir lograrlo y sobre todo, sostenerlo.

10.- Cuida tu tiempo libre, tu cuerpo, tu reposo y quiérete mucho

Haz actividades que te resulten agradables y que te asistan a evadirte de los inconvenientes y a liberar agobio. Si tu vida está repleta de cosas agradables, no precisarás estar llenando tu estómago en todo momento ni liberar tu agobio con el alimento. Además de esto, vivir sin tanto agobio es el secreto de una mejor calidad de vida. Cuídate a nivel sensible.

Lorena Exposito

Lorena Exposito

Entrenadora Postural

Si quieres, puedes dejar un comentario