Historia del Yoga

Share on facebook
Share on email

HISTORIA DEL YOGA

No es sencillo concretar con precisión el origen histórico del Yoga. Ciertos autores estiman que tiene una antigüedad de más de cinco mil años. Otros, al contrario, aseveran que tiene su origen en el marco de los «Veda». Mas resulta más que evidente que el Yoga, entendido como una actitud personal de busca y desarrollo interior, es muy precedente a dichos textos, si bien las técnicas yóguicas que actualmente se conocen es realmente posible que no sean tan viejas. 

Las primeras referencias proceden de descubrimientos arqueológicos excavados en el val de Indo (actual Pakistán) donde se hallaron múltiples sellos de piedra y numerosas figuritas de personas efectuando posturas yóguicas y de meditación. Tal descubrimiento lo relaciona con la civilización de Indus-Sarasvati. 

La civilización de Indus-Sarasvati asimismo dio a luz a los textos viejos conocidos como los Vedas, que son las escrituras más viejas del planeta. Los Vedas son una compilación compuesta de himnos que poseen las enseñanzas más ancestrales del yoga y se los considera como revelaciones divinas. El «Rigveda» y el «Atharvaveda» son los textos tradicionales que mientan por vez primera el Yoga y si bien no revelan sus prácticas sí mencionan a conceptos tradicionales del Yoga como la vinculación directa con la respiración y referencias a centros y canales psíquicos (chakras y nadis). 

Entre mil ochocientos y mil quinientos A.C., aparecieron unos textos llamados Upanishads, que son los últimos «Veda» y que poseen la esencia de estos. En los Upanishads el Yoga adquiere una base sólida y una forma definida. La esencia de los Upanishads se hace cargo de explicar como el Ser (la esencia de uno mismo) solo puede conocerse mediante la Unión (Yoga), y no por la especulación. El Ser no puede efectuarse fuera de uno mismo, sino más bien en nuestro interior más profundo. En ellos se explica asimismo el trascendental (atman) y su relación con la realidad última (brahman). 

Los Upanishads describen la energía (prana), los canales energéticos (nadis), la energía principal que yace dormida en la base de la columna vertebral, la meditación, el espíritu del Karma Yoga (el yoga de la acción), la regulación de la respiración (pranayama), el mantra OM, etcétera No obstante, si bien estos textos desarrollan una extensa información lo hacen de forma desorganizada en tanto que su interés no radicaba tanto en educar como en inspirar y sugerir.

Cerca de el año quinientos A.C., fue escrito el Bhagavad-Gita (El Canto del Señor) en el poéma épico «El Mahabharata». En él se explican las 4 ramas primordiales del Yoga: 
Karma Yoga, el Yoga de la acción.
Bhakti Yoga, el Yoga de la devoción.
Jnana Yoga, el Yoga del conocimiento y, por último,

Patanjali escribe trescientos años A.C. los Yoga Sutras definiendo los 8 pasos que llevan a la iluminación (samadhi). Este texto de ciento noventa y cinco aforismos marca la frontera entre el Yoga pre-tradicional y el tradicional. 

Raja Yoga, el Yoga de la interiorización, cuya traducción original sería: Yoga Real. El Bhagavad-Gita se le puede estimar como la primera escritura dedicada en su totalidad al Yoga. Este texto, considerado sagrado, de setecientos versos expresa por medio de una charla entre Arjuna y el dios Krishna la noche ya antes de la enorme batalla final entre los Pandavas y los Kauravas, un mensaje de entrega a la voluntad divina que está sobre la humana.

Los 8 pasos del yoga tradicional son:

Yama, código de conducta social.
Niyama, código de conducta personal.
Asana, postura física.
Pranayama, regulación de la respiración.
Pratyahara, interiorización.
Dharana, concentración.
Diana, meditación.
Samadhi, superconsciencia.

La milenaria cultura del Yoga debe su evolución a los sabios de la antigüedad, que desarrollaron y aplicaron sus enseñanzas conforme a las peculiaridades de su temporada. En la antigüedad, las enseñanzas eran reveladas en secreto de profesor a acólito, en una cadena que ha llegado hasta nuestros días. Transcurrido un tiempo, una gran parte de las enseñanzas fueron transcritas, mas por otro lado continúa oculta y únicamente puede accederse a ellas a través del contacto directo con un profesor

Lorena Exposito

Lorena Exposito

Entrenadora Postural

Si quieres, puedes dejar un comentario