Practicar YOGA en ayunas

Share on facebook
Share on email
Namaste yoga lorena exposito

Lo que deberías saber, antes de hacer yoga en ayunas

El yoga es una de las disciplinas más practicadas en el planeta, debido a sus beneficios para la salud y para su estado físico. No obstante, el yoga en ayunas semeja que es una cosa que no ha sido practicado todavía por demasiadas personas, debido al temor que le tienen a hacer algo sin desayunar.

El yoga en ayunas es, tal vez, la mejor manera de practicarlo. Cuando estamos en ayunas y por la mañana, es cuando más relajados estaremos, debido a que el cuerpo no está efectuando ningún género de digestión. De esta manera, el cuerpo se relaja más de manera fácil y la sangre circula mejor por los músculos implicados en el yoga, debido a que el cuerpo no está desviando sangre al estómago para hacer la digestión.

Consejos para practicar yoga en ayunas

Lo más esencial en el momento de practicar yoga en ayunas es que crees el hábito a fin de que tu cuerpo y tu psique se habitúen poquito a poco a hacerlo. Mas, si te asusta practicar yoga en ayunas, o bien sencillamente no sabes por dónde comenzar, presta atención a los próximos consejos para hacer yoga en ayunas todos y cada uno de los días:

El mito del desayuno

Toda la vida hemos escuchado que el desayuno era el alimento más esencial del día, que había que desayunar para acelerar el metabolismo, y que había que comer cada 3 horas para perder grasa de forma más eficaz. Puesto que bien, no hace mucho, se ha probado que todo es falso.

Se ha probado, que el metabolismo no se comienza a frenar hasta treinta y seis horas tras haber comido. Asimismo se ha probado que todas y cada una de las comidas en el día son igualmente esenciales (salvo quizás el alimento posterior al entreno en el culturismo), y además de esto, se ha probado que podemos estar múltiples horas sin comer, y no solo no tener inconvenientes, sino más bien aun tener beneficios (ayuno intermitente).

De este modo, deja de preocuparte, que al hacer las posturas de yoga en ayunas, no habrá ningún inconveniente físico, ni te pasará nada por no desayunar.

Comienza poquito a poco

Si bien no haya ningún inconveniente físico, sí que lo hay psicológico. Al no estar habituados a hacer deporte en ayunas, tendremos una sugestión muy potente, sintiéndonos con falta de energía y cansados si comenzamos demasiado fuerte.

Ya antes de practicar yoga, prueba a no desayunar varios días, a fin de que la psique se vaya habituando poquito a poco a no precisar comida por la mañana. Si te animas, puedes aun efectuar un ayuno intermitente de dieciseis a veinticuatro horas. En el momento en que aprecies que puedes estar toda la mañana sin comer, es hora de iniciar.

En el momento de hacer yoga por la mañana, debes comenzar por sesiones cortas para ir habituándote a ellas, y ya cuando tengas experiencia, comenzar con sesiones más fuertes. Si notas que no puedes efectuarlo sin comer, prueba a comer algo ligerísimo y a ir quitándolo poquito a poco. Es mejor comer poquísimo y hacer Yoga prácticamente en ayunas, que no comer nada y no poder llenar el ejercicio.

Efectúa un calentamiento adecuado

El calentamiento siempre y en todo momento es esencial, pero más importante aún, cuando estamos en ayunas por la mañana. Al estar tanto tiempo con el cuerpo en reposo y sin gastar energía, el cuerpo va a estar frío, conque deberemos efectuar un buen calentamiento si deseamos efectuar ejercicios como el yoga de manera segura.

Así, debes calentar a lo largo de más tiempo que si efectuases yoga de forma normal. Trata de efectuar un calentamiento completo, de todos y cada uno de los músculos del cuerpo, y tomarte tu tiempo hasta el momento en que te aprecies plenamente activado.

Ya de paso, especifico que esto, no solo se debe hacer con el yoga, sino más bien con todos y cada uno de los ejercicios en ayunas. Si por servirnos de un ejemplo te animas a hacer cardio en ayunas, vas a deber calentar asimismo realmente bien si no deseas lesionarte.

Lorena Exposito

Lorena Exposito

Entrenadora Postural

Si quieres, puedes dejar un comentario