¡Déjate de escusas y atrévete!

Share on facebook
Share on email

¡Déjate de escusas y atrévete!

Disculpas, disculpas, disculpas, ¿cuántas hay para no hacer yoga? Estas son las más comunes:

1. No soy flexible: esta es la disculpa número uno por la que no hacer yoga. No necesariamente debes tocarte los dedos de tus pies y llevar la en frente de tus rodillas con las piernas extendidas. Con la práctica del yoga conseguirás la flexibilidad en tu cuerpo del mismo modo que en tu psique.

2. No tengo tiempo: vives en incesante trajín, agobio, entre trabajo, familia, responsabilidades y jamás tienes tiempo para ti. La realidad es que el yoga te va a apoyar a que el tiempo no sea una consideración y sea un antídoto. Cuando practicas yoga, el tiempo se expande y se extiende.

3. Es lentísimo y aburrido: una clase de yoga podría ir muy básico si eres una persona físicamente activa o bien quizás muy imperativa. Podría interesarte practicar algún estilo de yoga con alta intensidad como ashtanga yoga, power yoga o bien vinyasa yoga.

4. Es intensísimo o bien muy fuerte: existen múltiples estilos de yoga que se puede amoldar para todos. Desde el yoga básico, yoga restaurativo, yoga terapéutico, yoga en el agua (piscina), yoga en silla, yoga para la tercera edad. Siempre y en toda circunstancia va a haber una clase que va a ser idónea para ti. No te limites pensando que el yoga es para gente flaca, joven o bien estupenda condición física.

5. Cuesta mucho dinero: para muchos el yoga puede ser realmente costoso. Podría ser cierto, pero no es imposible poder acudir. En Lorena Exposito Studio, ofrecen clases por un precio muy económico y asequible. Consultanos, y ya verás como estabas en un error.

6. No tengo ropa: la ropa que se uses debe ser cómoda. Puedes emplear pantalones cómodos para hacer ejercicios. En resumen emplea cuanto quieras utilizar sin dejar que esto sea una disculpa para no acudir a una clase de yoga. No necesariamente debes gastarte una fortuna en ropa.

7. No tengo el mat o tapete de yoga: muchos lugares como tiendas por departamentos y tiendas deportivas lo hallarás. Exactamente los mismos centros de yoga, gimnasios y hasta los instructores independientes tienen mats de yoga auxiliar.

Una práctica regular de yoga puede suprimir los miedos y las dudas que tenemos sobre nosotros mismos como a nivel físico como mental, pudiendo llegar a hacer cosas que jamás creeríamos que ya antes seríamos capaces.

No hay restricciones, edad, inflexibilidad ni disculpa que valga equiparado a las ventajas que conseguirás. El yoga es para todos. Solo halla la clase de yoga que se adapte para tu necesidad. Quizá lo más bastante difícil va a ser localizar ese profesor o bien guía conveniente para ti.

¿Y , tienes alguna disculpa para no hacer yoga? ¿Tiendes a recurrir a exactamente las mismas disculpas? ¿O bien eres amante del yoga?

Lorena Exposito

Lorena Exposito

Entrenadora Postural

Si quieres, puedes dejar un comentario